Abr 01 2018

God Of War Saga – Reportaje (2 de 4)

Continuamos con la segunda entrega del reportaje de la saga de God of War escrito por Diana Gimeno.

Para los que no os enterasteis de la primera parte, os dejamos el enlace aquí y así le podéis echar un vistazo. Os recordamos que el reportaje en cuestión contiene SPOILERS de todos los juegos de God of War publicados hasta ahora.

 

GOD OF WAR: CHAINS OF OLYMPUS

Debido a las numerosas pesadillas que atormentaban la existencia de Kratos, decidió sumirse en el campo de la batalla para convertirse en el campeón de los Dioses del Olimpo, más conocido como el Fantasma de Esparta. En esta entrega, Atenea le encomienda recuperar el Sol, el cual se ha desplomado del cielo y está provocando que los dioses caigan en un profundo sueño por culpa de Morfeo. Nuestro protagonista tiene que dirigirse al Templo de Helios para recuperarlo, donde su hermana Eos, diosa del Amanecer, le informa que su hermano ha sido secuestrado y capturado por el titán Atlas, llevado a las Fosas del Tártaro. Siguiendo al fantasma de su hija Calíope llega hasta el templo de Perséfone, Reina del lnframundo y esposa de Hades, quien le ofrece la oportunidad de quedarse junto con su hija en los Campos Elíseos a cambio de su poder, cediendo finalmente. Tras ello, Perséfone le confiesa que ella había sido quien desató a Atlas para que este robase el Sol ya que sin él, el Olimpo y los Campos Elíseos se destruirán por completo. Kratos se ve obligado a tomar una decisión, teniendo que separarse una vez más de su hija, puesto que el estar a su lado provocaría la destrucción del Elíseo y por tanto su destrucción, pese a que ello significara no volver a verla nunca más. Posteriormente, termina con la vida de Perséfone, recupera el Sol y las sombras de Morfeo desaparecen, condenando a Atlas a sujetar el mundo sobre sus hombros durante el resto de sus días.

 

ANÁLISIS

Al contrario que el juego anterior, la narración aparece en forma de voz en off prácticamente; su manejo es más limitado, pero resulta entretenido igualmente. De nuevo tratan de hacer que el jugador se acerque a Kratos, esta vez a través dela aparición de Calíope, su hija, obligándonos a separarnos de ella mediante una secuencia interactiva para quitarnos de encima a la niña, siendo así un momento muy duro incluso para el jugador. Pese a que la historia no aporta nada más, es importante tener en cuenta ciertas citas que se nombran a lo largo del juego en las que se empieza a ver un Kratos cada vez más harto de obedecer las órdenes de los Dioses, a lo que Atenea le responde que él no puede decidir cuándo terminar su servidumbre, su libertad llegará a su debido tiempo. Tanto Perséfone como Atlas, tratan de hacerle entender que su sufrimiento no tendrá jamás fin, haciéndole dudar de la fiabilidad en una promesa de un olímpico.

GOD OF WAR 1

Kratos era un famoso general espartano conocido por su eficacia en la guerra y su crueldad con los enemigos. Durante una batalla en la que su ejército y él estaban a punto de ser derrotados por un grupo de bárbaros, el espartano pidió ayuda al dios de la Guerra, Ares, ofreciéndole su vida a cambio y sellando así un pacto entre ambos. El dios le hace entrega de las Espadas del Caos, pegadas y unidas con cadenas a su cuerpo, como recordatorio de su juramento y a través de las cuales pudo vencer al general bárbaro.

Así, Kratos se convirtió en el campeón de Ares, quien luchaba y masacraba sin piedad pueblos enteros en su nombre. Tras irrumpir en el interior del templo de uno de los pueblos atacados, pese a que su Oráculo trata de impedírselo, descubre que en medio del frenesí violento asesina a su mujer e hija. Confuso, debido a que su familia tendría que estar en Esparta a salvo, descubre que Ares lo había planeado para despojarle de todo vínculo afectivo y convertirlo en el guerrero perfecto que tanto anhelaba. Tras lo ocurrido, el Oráculo del pueblo lo condena a llevar pegadas en su piel las cenizas de su familia, y Kratos jura vengarse de Ares. Sabiendo esto, Atenea le pide ayuda para terminar con la vida del dios de la Guerra, quien está arrasando la ciudad de Atenas; prometiéndole que pronto podrá deshacerse de las pesadillas que lo atormentan. El Oráculo de Atenas guía a Kratos hacia la búsqueda de la Caja de Pandora, en el Templo de Pandora, sobre las espaldas del titán Cronos, cuyo poder es el único capaz de terminar con los dioses. Así pues, y tras una serie de duras pruebas y batallas, Kratos consigue obtener la Caja, pero Ares, conocedor de su logro, le lanza desde Atenas una columna de piedra que le atraviesa el pecho, terminando así con su vida. Cuando Kratos consigue huir del lnframundo a través de la tumba que un misterioso enterrador estaba cavando para él, llega de nuevo al Templo de Atenas, arrebatándole con magia la Caja de Pandora de las manos a Ares, abriéndola y obteniendo el poder que hará posible su muerte. En mitad de la batalla, Kratos es enviado a otra dimensión, una plataforma en la que se encuentra el templo donde asesinó a su familia años atrás, con el objetivo de tratar de salvarles la vida acabando con la multitud de sombras que toman su aspecto y tratan de hacerle daño.

Pese a ello, Ares usa las Espadas de Caos que años anteriores le había entregado a Kratos, terminando de nuevo con la vida de su familia y volviendo a Atenas para continuar la batalla, donde vence al dios de la Guerra con la espada de una de las estatuas de la ciudad. Una vez cumplido el mandato de los Dioses, estos le perdonan sus pecados pero no sus pesadillas, por lo que Kratos decide terminar con su vida pero Atenea se lo impide, le ofrece las Espadas de Atenea y lo convierte en el nuevo dios de la Guerra.

ANÁLISIS

La historia vuelve a ser narrada con el apoyo de la voz en off, y encontramos otro salto temporal, empezando el juego con el intento de suicidio del protagonista (“Los dioses me han abandonado, ya no queda esperanza”) y volviendo atrás para entender el porqué de su decisión. Como anécdota, nombrar la aparición del Capitán del Barco del principio del juego, un personaje que tendrá cómicas apariciones a lo largo del desarrollo de la historia. Antes de encomendarle Atenea una nueva misión, Kratos pelea contra la bestia marina Hidra, quien se come a dicho Capitán. Tras derrotar al monstruo, el espartano se encuentra con este en el interior de la bestia, arrebatándole la llave de su cuello y dejando que caiga en el interior del estómago de la Hidra. Más adelante, en el lnframundo, vuelve a encontrarse con el Capitán, usándolo para subir a la superficie y dejando que caiga de nuevo. Al contrario que en God of War: Ascension, en esta entrega Kratos no tiene piedad al derramar sangre inocente para cumplir su cometido, produciéndose una evolución en su personalidad. Como hecho interesante, hemos podido observar que el jugador en el momento en que vuelve del Hades a la ciudad de Atenas, repite las mismas zonas del principio de la entrega con los mismos enemigos, encontrándonos situaciones más fáciles al tener el personaje mucho más desarrollado. Se trata del juego en el que se explica con mayor detenimiento los inicios de la relación de Kratos con los dioses del Olimpo, debido a que es la primera entrega que salió a la venta y tenía que conectar con el público a través de su historia. De nuevo se le vuelve a presentar al protagonista una prueba moral, dándole la oportunidad de salvar la vida de su familia, pese a que no sirve de nada. Respecto a la jugabilidad, se nota que es un juego más antiguo, con controles menos predecibles y con una dificultad más elevada que el resto de entregas, llegando a crear situaciones muy estresantes con enemigos bastante poderosos. Es por ello por lo que a lo largo del juego nos encontramos con más baúles y los enemigos dan más orbes verdes que en entregas anteriores.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: