Abr 08 2018

God Of War Saga – Reportaje (3 de 4)

¡Vamos a por la penúltima entrega del reportaje espartano! Analizamos God of War: Ghost of Sparta y God of War 2. ¿Preparados? ¿Listos? ¡YAAAA!

Y como siempre os recordamos… HAY SPOILERS, MUCHOS, A TUTIPLÉN (es lo que tiene ser un reportaje análisis, pero no dudéis en leerlo si queréis recordar cositas de nuestro protagonista para el próximo 20 de abril).

Si os perdisteis las anteriores entregas, aquí os dejamos los enlaces:

 

GOD OF WAR: GHOST OF SPARTA

A las pesadillas de Kratos sobre la muerte de su familia se le suman las visiones de su infancia junto con su hermano Deimos. Debido a ello, decide ir en busca de la verdad al Templo de Poseidón en la ciudad de Atlantis. En el Templo se reencuentra con su madre moribunda, quien pensaba que había fallecido; esta le explica que había sido raptada hace años por su padre (cuya identidad desconocemos) y encerrada en el lugar. Además, le pide que vaya a salvar a su hermano quien está encadenado y vigilado por Tánatos en el Mundo de los Muertos. Hace muchos años, el Oráculo predijo que un Guerrero Marcado acabaría con todo el Olimpo, de modo que Atenea y Ares fueron los encargados de llevarse con ellos al supuesto guerrero, el hermano de Kratos (quien tenía una marca en el rostro). Kratos trata de impedirlo, pero acaba recibiendo un golpe en su rostro y queda marcado para siempre. Su madre, tras explicarle todo y confesarle al oído quién es su padre, se convierte en un monstruo y el espartano tiene que matarla para acabar con su tormento. Antes de dirigirse en busca de Deimos, Kratos libera la titánide Thera, provocando la erupción del Volcán Meta na e inundando toda la ciudad de Atlantis.
Una vez en los dominios de la muerte y tras matar a Erinias, hija de Tánatos, localiza a Deimos y lo libera, originando una pelea entre ambos debido a que este se siente furioso con Kratos. Tánatos los interrumpe y se lleva a Deimos con él pero, pese a las dificultades físicas sufridas tras la batalla, Kratos consigue salvarlo de nuevo y ambos se dirigen a luchar contra Tánatos, quien farfulla en voz alta que el Oráculo se equivocó. Finalmente, su hermano muere durante la pelea, pero Kratos acaba con la vida de Tánatos. Durante el entierro de su hermano, el espartano se encuentra de nuevo con el misterioso enterrador del juego anterior, quien le responde que se ha convertido en la misma Muerte, en el destructor de mundos, dejando a Kratos pensativo.

 

ANÁLISIS
Gráficamente está mucho mejor definido que GoW: Chains of Olympus, incluso puede compararse con el GoW l. Los controles son más predecibles, pese a que como consecuencia de las restricciones de manejo de la PSP, resulta extraño tener que bajar de los salientes con L1. Debido a las limitaciones por la plataforma, los vídeos no se pueden quitar ni pausar, resultando muy molesto en los momentos en los que tienes que repetir una batalla y volver a ver su correspondiente vídeo. Por otra parte, cuando obtienes un nuevo poder se nos ofrece la posibilidad de probarlo a través de una cantidad de magia infinita, pese a que ello nos impida ver la cantidad que se consume. Con respecto al nivel de dificultad, este es mucho más sencillo, siendo un alivio para el jugador después de haber jugado al GoW l. En lo que a la narrativa se refiere, nos volvemos a encontrar con una prueba moral en la que Kratos se ve obligado a matar a su propia madre y a presenciar la muerte de su hermano tras recuperarlo. Intentan hacernos entender el porqué de la falta de humanidad del protagonista, quien va perdiendo a todas aquellas personas que le importan conforme avanza la historia.

 

GOD OF WAR 2
Hace muchos años, antes de la Gran Guerra, el Oráculo advirtió al titán Cronos que sus futuros hijos se levantarían contra él, de modo que cada vez que este concebía un niño junto con su esposa Rea se lo comía. Un día, harta de ello, Rea escondió uno de los hijos nacidos y engañó al titán, siendo Gaia la que se encargaría de cuidar a la criatura. Este niño era Zeus, quien al hacerse mayor juró vengarse de la muerte de sus hermanos matando a Cronos y con él, al resto de titanes. Por eso el Dios quiere acabar con Kratos, para que no se cumpla la profecía que se nos explica en el juego anterior, donde el Guerrero Marcado será el encargado de destruir el Olimpo. Empezamos con un Kratos cuyo único medio para olvidarse de las pesadillas es a través del combate. Atenea trata de calmar su sed de sangre pero este le desobedece, de modo que le despoja de todos sus poderes para despertar al Coloso de Rodas e impedir que siga con sus masacres. Durante la batalla, Zeus le ofrece la Espada del Olimpo, con la cual derrotó a los titanes para ayudarle a acabar con el Coloso, absorbiéndole el resto de poderes que le quedan, puesto que es el único medio a través del cual puede hacer uso del arma. Tras derrotar al Coloso, Zeus le quita la Espada y lo mata.
Kratos aparece en el lnframundo, donde se encuentra con la legendaria titánide Gaia, quien es la voz en off que narra el resto de juegos anteriores. Ambos pactan así un acuerdo para terminar de una vez por todas con Zeus, pero para ello Kratos tiene que encontrar a las Hermanas del Destino y viajar atrás en el tiempo, justo en el momento en el que el Dios lo asesina y así evitarlo. Después de unas cuantas peleas contra héroes griegos y monstruos, y tras cruzar el Jardín de los Dioses, se encuentra con el General Espartano de su ejército en Rodas, el cual al principio de la batalla no sabe quién es. Tras vencerle, este le informa que Zeus ha destruido la ciudad y que solo él puede arreglar la situación. Pese a que pierde toda esperanza, Kratos logra resucitar al Ave Fénix con sus cenizas y monta en él para dirigirse al enfrentamiento con las Hermanas del Destino en el Templo de los Hados. La pelea con estas ocurre de forma similar a la de las Furias del GoW: Ascension, ayudándose entre sí: Átropos es la encargada de enviar al pasado a Kratos, en el momento en el que va a vencer a Ares evitando que eso ocurra, pero supera la prueba; tras volver al escenario del enfrentamiento, Kratos mata finalmente a Laquesis y Átropos, faltando así la tercera de las Herma nas, Cloto, a quien asesina atravesándola con una hacha en la sala de los Hilos del Destino. A través de uno de esos hilos, Kratos vuelve tiempo atrás, en el momento en el que Zeus lo traiciona al principio del juego, evitándolo y empezando una lucha entre ambos. Justo cuando Kratos está a punto de matarlo Atenea se interpone y acaba muriendo ella, confesándole que Zeus es su verdadero padre y que teme perder la vida en manos de su propio hijo. Pese a que la diosa trata de hacerle entender que con la muerte de Zeus el resto del Olimpo morirá, Kratos decide seguir adelante con su venganza. Retorna a la Sala de los Hilos y los usa para volver al inicio de la Gran Guerra, para unirse a los titanes y derrotar a los dioses olímpicos.

ANÁLISIS
Volvemos a tener un manejo similar al del GoW 1, ya que ambos provienen de la PS2. El nivel de dificultad es superior al anterior jugado, pero menos elevado que el primero. Narrativamente no se nos explica nada nuevo respecto a la vida de Kratos, sino que narra el origen de Zeus y nos presenta un cambio de bando donde los titanes pasan a ser los aliados del espartano.
De nuevo nos encontramos con el Capitán del GoW 1, esta vez en forma de espíritu invocado por el
Rey Bárbaro, en el Pantano de los Olvidados. Este es el único personaje que hace referencia a su vida pasada, centrándose más esta entrega en su futura venganza: “He vivido
bajo la sombra de los dioses demasiado tiempo. El tiempo de los dioses, ha llegado a su fin”.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: